¿Cuál es el color de cabello que más te favorece?

asesoria-de-imagen-monica-cuetara.jpg

El cabello es el marco de tu cara, cuando nos sentimos bien lo primero que hacemos es arreglarlo pero en aquellos días que no queremos ni salir de la casa es cuando lo llevamos recogido. Los días en la peluquería pueden ser eternos cuando llevamos una foto de internet y decimos... "quiero verme así" sin ni siquiera saber que es realmente lo que te queda bien.  Por ejemplo hay unas gamas de colores que te harán estar impresionante y otras que no van a funcionar te pongas como te pongas. Así que si no quieres destrozarte el cabello probando y probando, lee estos consejos;

La primera forma y más fácil de acertar es sabiendo que colorido de piel tienes. No te preocupes si no lo sabes porque aquí te daré estos tips... Si sabes que eres cálido, cualquier color que tenga pigmentos anaranjados, marrones en todas sus gamas, incluso los dorados amarillentos, ¡te sentarán increíbles!

Si eres fría, evita si o si cualquier destello anaranjado, eso significa que los pelirrojos ¡pueden matarte! Vete directo a los tonos de pelo negros, marrones muy fríos, rubios cenizas, incluso si te apetece rubio blanco, estarás increíblemente guapa.

Si no tienes ni idea de tu colorido, hagamos una cosa: Busca fotos tuyas de pequeño, de cuando tenias entre 3 y 10 años. Mira sobre todo esos reflejos que te salían en verano cuando estabas mucho tiempo en la playa. Con esa referencia elige cualquiera de esos colores para tu cambio de look. La naturaleza te hará acertar con toda seguridad.

Si el color que estabas pensando no aparece en tu pelo naturalmente ni siquiera con el exceso de sol y/o agua salada. Será un error y tendrás que volver a teñirte con las consecuencias de estropear tu cabello más. Espero que estos consejos te ayuder a lucir aun más impresionante.

¡Feliz cambio de look!

¿Cómo me visto cuando tengo el corazón roto?

como-sanar-corazon-roto.jpeg

¿Quién no ha tenido el corazón roto? Absolutamente todos en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido por una desilusión amorosa. En esos momentos lo único que se quiere es estar en pijama dentro de la cama todo el día alrededor de toda la comida basura posible. Durante este duelo (lo llamamos así porque nuestra relación/sentimiento ha muerto) lo más importante es que aprendas a sanarte por dentro y no dejar que la tristeza se transmita hacia afuera. Poder mostrar una imagen estable a tu alrededor te ayudará a construir las bases para reconstruirte en tu interior.

Aunque solo quieras desaparecer y tu cuidado personal es lo último que te importa. Vengo a decirte que esto tiene cambiar porque es justo cuando tienes que imponerte a tus sentimiento y empezar cuidarte más que nunca. Por mucho que te encuentres derrumbado y agotado, pon tu fuerza de voluntad en marcha. No dejes que tu cabeza piense en exceso. Es en estos momentos cuando más tenemos que usar la razón y no la emoción a la hora de presentarnos al mundo.

Utiliza estos consejos para empezar:

  • Distrae tu mente, emprende una nueva actividad que te apasione.

  • Toma tiempo a solas, visita exposiciones, un buen restaurante, sal al parque… lo que quieras pero disfruta de tu compañía.

  • Evita vestirte entero en colores neutros como el negro, los marrones o los grises.

  • Utiliza el naranja, rojo, amarillo. Estos transmiten muy buena energía a la gente que te ve además de a ti mismo.

  • Tu postura lo dice todo, echa los hombros atrás, anda mirando de frente y a los ojos.

  • Cuando te sientes, no cierres tus hombros ni te encojas. ¡Estírate! Ocupa espacio. Fuerzate a estar con una postura abierta.

  • No olvides sonreír. Primero tendrás que forzarla, luego te saldrá sola.

  • Por último, rodéate de amigos, ellos serán parte del motor de tu alegría.

Con estos tips irás trabajando poco a poco en tu imagen y al mismo tiempo reforzar la confianza interna. Estoy segura que ese camino de recuperación de tu corazón encontrarás nuevos sueños por los cuales sonreír. Sin darte cuenta, te irás sintiendo mucho mejor hasta que consigas florecer nuevamente.