¿Cómo crear el fondo de armario ideal?

  Foto Vía Alexandra Gorn

Foto Vía Alexandra Gorn

Todos tenemos esos días donde no tenemos ni idea cómo vestirnos, ya sea por falta de tiempo o simplemente el animo no es el adecuado… y es ahí cuando tener un fondo de armario preparado llega como un salvavidas. Muchas personas desconocen este concepto y se pueden estar preguntando ¿Qué es ó cómo lo hago? Es muy sencillo y a continuación hablaremos de las nociones básicas que debes conocer para crear un guardarropa ideal.

Es muy importante que siempre tengas en cuenta tu estilo de vida, eso incluye pensar en el tipo de actividades que más requieren de tu tiempo, hobbies, morfología, colores y por supuesto tu presupuesto.

Let’s start…

Lo primero a tener en cuenta de manera resumida son tus colores y los valores que quieres transmitir. Recuerda tener en cuenta tu tipo de cuerpo, saber que partes potenciar y cuales disimular - si tienes alguna duda recuerda mirar nuestros post anteriores donde encontrarás toda la información que necesites- también es muy importante saber la distribución de tu tiempo, así podrás determinar que tipo de prendas puedes necesitar más que otras.

Para ellas:
Puedes empezar organizando tu fondo de armario - una vez realizado el punto anterior- distribuyendo tus prendas de la siguiente manera 65% casual (esto será tu ropa para el día al día) 20% de vestir (aqui incluirías ocasiones especiales, prendas de vestir y para entrevistas de trabajo) 10% trabajo y 5% sport.

De esta manera se puede ir organizando tus básicos tanto en colores como prendas: ejemplo de ello colores blanco, negro, beige -dependiendo de cual sea tu colorido- y Pantalones, faldas, camisas, blusas -dependiendo de cual sea tu tipo de cuerpo- son los imprescindibles. Para combinar (dependiendo del clima o estación del año) necesitarás: blazer, cazadora y gabardina. Para momentos especiales no olvides vestidos y bolso de noche. Juega con tus complementos en cuanto a zapatos, botas y bolsos.

  Foto Vía Nordwood

Foto Vía Nordwood

Para ellos:
Puedes empezar organizando tu fondo de armario - una vez realizado el punto que tratamos con anterioridad- distribuyendo tus prendas de la siguiente manera 65% casual (esto será tu ropa para el día al día) 25% de noche (aqui incluirías ocasiones especiales, prendas de vestir y para entrevistas de trabajo)  10% sport.

Puedes empezar organizando tus básicos tanto en colores como prendas: ejemplo de ello colores como el blanco, negro, café, azul marino, grises. Camisas y pantalones de vestir, pantalones denim y vaqueros, camisas, camisetas, polos. Como complemento y dependiendo del clima puedes utilizar jersey, cazadoras, blazer. No deben faltar: trajes de chaqueta, gemelos, corbatas, cinturones y zapatos.


Te recomiendo que hagas una lista de las prendas y vayas enumerando de acuerdo a tu estilo de vida, la cantidad de artículos que creas necesarios para ti. Y…un consejo ¡Lo que lleves más de un año sin utilizar, regálalo! No lo usarás y ocupará más del espacio necesario de tu armario.