¿Cómo hacer una limpieza de armario?

  FOTO VIA Andrej Lišakov

FOTO VIA Andrej Lišakov

El armario es muchas veces ese mundo paralelo al cual visitamos por lo menos una vez al día. Ya sea en las mañanas para ir a trabajar o por las noches al cambiarnos para salir con amigos o de fiesta. Lo cierto es que si no tienes un buen fondo de armario -puedes aprender a hacerlo, buscando el post anterior- va a ser mucho más difícil poder limpiar ese guardarropa de todas las prendas que no utilizamos. 

¿Por dónde empezamos? Lo primero que debes considerar es ser muy honesto contigo mismo, esto quiere decir reconocer cuando acumulas demasiada ropa que no utilizas ya sea por comprar de forma compulsiva, no tirar nunca nada o por subir y bajar de peso. Una vez te hayas preparado en este paso seguiremos para deshacernos de aquello que no va ya más contigo. 

Piensa que tienes dos espacios (lo que se queda y lo que se va). Puedes preparar dos cajas, ponte ropa cómoda y un espejo en frente. Mídete las prendas con la que puedas sentir alguna duda de como te queda. 

  1. Elimina todo aquello que no sea de tu talla, es decir si una prenda se te ve muy ajustado o por el contrario holgada.
  2. Todo lo que no te hayas puesto en más de un año ¡se va fuera! -con excepción de la ropa de fiesta-. 
  3. Separa tus colores -los buenos de los malos- es decir lo que van bien con tu carta de color. 
  4. Di adiós a todas las prendas que no tengan las formas adecuadas para tu tipo de cuerpo.

Una vez hayas realizado todo este exhaustivo viaje, será el momento de sentirte feliz de ver tu armario más organizado y de darte cuenta lo fácil que es vestirse! Lo último que te queda por hacer después de la limpieza es ver si te hace falta alguna prenda ya sea básica o complementaria (disponible en el post anterior). Crea un presupuesto y completa todo tu fondo de armario -revisa el post anterior-.